Los 3 métodos anticonceptivos con mayor efectividad

¿Sabes cuáles son los métodos anticonceptivos que más te convienen? Si te inicias en la actividad sexual o estás pensándolo, no dejes para después tomar decisiones responsables para protegerte de un embarazo no deseado.

El sexo siempre es algo que genera curiosidad, sobre todo cuando estamos empezando a vivir la adolescencia y la juventud más temprana.

Es el tiempo en que las hormonas están a millón y el corazón se nos acelera al pensar en cómo serán nuestras primeras relaciones sexuales con el chico que nos gusta. Nos asaltan los impulsos y las dudas sobre cómo ejercer una sexualidad responsable.

Puedes confundirte prestando atención a tabúes, consejos de amigas  y prácticas erradas que pueden hacerte caer en la equivocación  de pensar que “en esta posición sexual no te embarazas”, “en luna menguante no hay riesgo” o “el coito interruptus es 100% seguro”, por nombrar algunas frases del imaginario popular.

Así que antes de comenzar tus relaciones íntimas recuerda que no se trata solamente de que te protejas de una enfermedad sexual, sino de evitar embarazarte cuando menos te lo esperas. Para ello, lo único que funciona son los métodos anticonceptivos de probada eficacia.

Si no quieres experimentar, como muchas chicas, una maternidad que llega sin que estés preparada para asumir esa responsabilidad, presta atención a qué mecanismos de protección usarás para no quedar embarazada.

Hay muchos métodos anticonceptivos que pueden garantizarte el disfrute del sexo sin arrepentimientos. Unos más seguros que otros. En este artículo te hablaremos de varios de ellos y de cuáles son los tres con mayor efectividad.

¿Qué son los métodos anticonceptivos?

Los métodos anticonceptivos son sistemas o procedimientos que evitan un embarazo. Pueden ser usados por las mujeres sexualmente activas o por sus parejas.

Actúan de distintas maneras. Pueden ser hormonales o no hormonales, temporales o definitivos, basados en conductas o con el uso de tecnología.

Hormonales combinados: son métodos que pueden usar una combinación de estrógeno y progestágeno y usarse como píldoras, parches transdérmicos, inyecciones o anillo vaginal.

Hormonales simples: solo contienen progestágeno. Vienen en píldoras, inyecciones, implantes, anillo vaginal o dispositivo intrauterino.

De emergencia: es un tipo de anticoncepción con píldoras de levonorgestrel o con sustancias combinadas que evitan el embarazo después de una relación sexual sin protección o de alto riesgo.

No hormonales reversibles: incluyen los anticonceptivos de barrera como los condones masculinos y las opciones para mujeres (condones, espermicidas, diafragma). Contempla la abstinencia periódica como el método Billings (moco cervical), medición de la temperatura basal, calendario de días menos fértiles.

No hormonales permanentes: incluye la esterilización voluntaria, femenina o masculina, mediante una intervención quirúrgica.

La efectividad de los métodos anticonceptivos

Cada método anticonceptivo tiene sus pro y contra. Para decidir cuál es el que más te conviene debes escoger aquel que más se adapte a tu estilo de vida, actividad sexual, cantidad de parejas, tu situación económica, tu salud y hasta tus valores y creencias.

Ciertos métodos pueden causar desbarajustes en tu organismo, tales como elevarte la presión arterial, generar infecciones, sangrados o responder de manera desfavorable a ciertos medicamentos y hábitos como el consumo de cigarrillo.

Los métodos anticonceptivos más efectivos

Antes de tomar una decisión, debes evaluar con un profesional de la salud cuáles son tus opciones, los efectos colaterales de cada uno de los métodos, sus costos, accesibilidad y   mantenimiento a largo plazo.

También, cuál es su eficacia en condiciones normales, su seguridad y facilidad de uso. Mientras más fácil sea de usar, adquirir o llevar, es menos probable que te embaraces por error.

A continuación te hablaremos de los tres métodos de anticoncepción que consideramos más efectivos y que tienen las tasas de éxito más elevadas para impedir una gestación sorpresiva.

métodos anticonceptivos

Método 1: Implante Subdérmico

¿Sabes de qué se trata el implante subdérmico? Esta varilla del tamaño de un fósforo, delgada y flexible tiene una efectividad de 99.5% para prevenir un embarazo no deseado ¿Cuál es su secreto?

El implante libera una hormona que se asemeja a la progesterona que produce tu cuerpo, impidiendo que ovules. Además, hace que el moco del cuello  uterino se torne más espeso, evitando que los espermatozoides suban y fecunden.

Cualquier mujer sana que esté en etapa reproductiva puede beneficiarse de este implante cuyos efectos anticonceptivos te brindan protección hasta por 3 años.

Te estarás preguntando si es doloroso, cómo se coloca y si necesitarás anestesia general o que te hagan una incisión grande. Básicamente, para colocarte este implante  no necesitas hospitalizarse ya que su aplicación es ambulatoria.

[bctt tweet=»El implante subdérmico está a la cabeza de los métodos más efectivos con casi 100% de seguridad» username=»»]

Primero, el personal médico capacitado te coloca anestesia local para proceder a introducir el dispositivo debajo de la dermis (subdérmico),  en la parte interior del brazo. Después lo desliza fácilmente y te coloca una venda para proteger la pequeña herida.

Durante 24 horas no puedes removerte esta venda ni dejar que se moje. Lo que sí puedes hacer es volver a tus actividades normales en tu trabajo, escuela o en la casa.

¿Cuál es el mejor momento para colocar el implante subdérmico? Como es un anticonceptivo hormonal, lo ideal es colocarlo en los siguientes momentos:

  • Durante los primeros 7 días de tu período menstrual
  • Inmediatamente después del parto
  • Después de un aborto

Fuera de estos momentos, debes utilizar otro mecanismo de anticoncepción, como el condón, hasta que pasen 7 días después de la colocación del implante. Puedes cambiarlo por uno nuevo a los 3 años o removerlo si deseas embarazarte.

¿Qué efectos tiene?

  • Puede causarte sangrado o manchar tu ropa interior entre los periodos menstruales
  • Tal vez dolor de cabeza o de mamas
  • Hay chicas que sienten mareo y náuseas
  • Tu menstruación puede desaparecer durante 3 a 6 meses.

Es importante que sepas que todos estos síntomas no son permanentes ni afectan tu salud.  

Método 2: Píldora anticonceptiva

¿Son las píldoras anticonceptivas un método efectivo? Si las tomas a diario, sin olvidarte un solo día de consumirlas, las pastillas son efectivas en 99% de los casos. El problema es que no somos perfectas y es común que se nos olvide tomarla.

En ese caso, la efectividad real de la pastilla es del 91%. Esto quiere decir que, según las estadísticas, 9 de cada 100 mujeres que usan la píldora pueden embarazarse por olvidar tomarla.

Este método es un medicamento hormonal.  Impide la fertilización porque evita que ocurra la ovulación. Sin óvulo maduro, no hay posibilidades de que los espermatozoides alcancen la fecundación. Como además, espesan el moco cervical, actúa como barrera de doble seguridad al dificultar la llegada del esperma al óvulo.

[bctt tweet=»Para evitar olvidos, baja una aplicación en tu teléfono o alarmas que te recuerden tomar la píldora» username=»»]

El éxito de este método depende en gran medida de ti, que no olvides tomártela, que sigas la secuencia por día y que no detengas las tomas cuando se te acabe la caja. Es recomendable que eches mano a los recordatorios y otros mecanismos útiles como:

  • Configura tu teléfono para que suene diariamente la alarma a la hora que te toca la píldora
  • Hay muchas aplicaciones (app) que puedes bajarte en el teléfono y que se encargan de recordártelo
  • Coloca tus pastillas cerca del cepillo de dientes o del cargador de tu móvil para que no las olvides nunca
  • Llévalas siempre en la cartera

Si te enfermas y tienes vómitos y diarrea por más de 48 horas, la efectividad de la píldora puede disminuir. Así que es mejor que uses condón como medida de seguridad. Igualmente, si tienes sobrepeso, la protección hormonal puede verse reducida.

métodos anticonceptivos

Método 3: Dispositivo intrauterino (DIU)

El DIU es un dispositivo muy pequeño que es colocado por el ginecólogo en el útero para evitar embarazos. Tiene un efecto prolongado, es reversible (puedes solicitar que te lo retiren cuando lo desees, en tu cita ginecológica) y eficaz.

Su efectividad es de más del 99% lo que quiere decir que las probabilidades de errores son casi nulas: menos de 1 mujer por cada 100 quedan embarazadas utilizando el DIU.

A diferencia de la píldora, no puedes olvidarte de usarlo ni de colocarlo en forma incorrecta (como sucede con el condón). Al igual que el implante subdérmico, te  protege las 24 horas, todos los días y por varios años.

Otra ventaja es que puedes llevar el DIU durante 3 a 12 años, dependiendo del método y composición que use y su fecha de vencimiento.

Los DIU son piezas flexibles de plástico con forma de “T”. Existen diferentes marcas que se dividen en dos tipos:

  • DIU de cobre: están envueltos en un cable muy delgado de cobre y brindan una protección contra embarazos durante 12 años.
  • DIU hormonales: usan la hormona progestina como anticonceptivo. La progestina es muy similar a la progesterona que tu cuerpo produce naturalmente. Pueden durar entre 3 a 7 años, dependiendo de la marca.

Te estarás preguntando cuál es su mecanismo de acción. Los DIU modifican la forma en la que se moviliza el esperma dentro del útero, evitando que alcancen el óvulo.

El DIU de cobre es exitoso porque los espermatozoides no soportan estar cerca del cobre, lo que brinda efectividad. Mientras que los DIU de hormonas pueden actuar de varias maneras, como espesar el moco cervical para detener a los espermatozoides o evitar que ovules.

[bctt tweet=»Hay DIU que pueden darte protección hasta por 12 años. El implante subdérmico hasta 3 años» username=»»]

Los DIU de hormonas  pueden ayudarte a reducir los dolores menstruales, los calambres y hacer que tu sangrado mensual sea menor.

Entre sus efectos secundarios están dolor leve a moderado (de espalda o calambres) después que te coloquen el DIU y periodos menstruales irregulares o más intensos en algunas mujeres. Consulta con tu médico si los efectos se hacen incómodos para ti.

Conclusiones 

De los tres métodos anticonceptivos, los implantes subdérmicos te brindan mayor seguridad porque te dan una protección contra los embarazos de 99,5%, hasta por tres años. Son muy fáciles de colocar, extraer y reimplantar en el consultorio.

No requieren de introducción en el útero, como los DIU, y es a prueba de “olvidos” si lo comparamos con las píldoras anticonceptivas.

Ten en cuenta que ninguno de los tres métodos más eficaces te protege de una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Si esta es otra preocupación para ti, combina cualquiera de los métodos que escojas (el implante, el DIU o las pastillas) con el condón. El preservativo sí reduce los riesgos de contagio de VIH/Sida y otras ETS.

Si la efectividad es lo más importante para ti al momento de escoger un método anticonceptivo, te recomendamos el implante o el dispositivo intrauterino. Si prefieres la pastilla anticonceptiva, solo no olvides tomarlas todos los días.

En las Unidades Médicas de la Mujer (UMM) te asesoramos sobre los métodos anticonceptivos más modernos, económicos y convenientes  para ti. Pide una consulta en UMM con nuestros profesionales y consigue la efectividad que necesitas.

Te puede interesar:

Call Now Button