¿Legrado o AMEU para la Interrupción Legal del Embarazo?

¿Qué opciones tienes para interrumpir legalmente el embarazo? Esta es una de las preguntas que seguro te estás haciendo. En este artículo te hablaremos de dos procedimientos como lo son el legrado y el Aspirado Manual Endouterino (AMEU).Te aclararemos las principales dudas sobre ambos procedimientos, en qué se diferencian, cuáles son sus ventajas y qué riesgos tienen.

Como mujer es importante que conozcas de qué se trata, ya que hay muchos mitos que prevalecen en torno a este tema de salud y decisión reproductiva.

¿Qué es un legrado uterino?

El legrado uterino es un procedimiento quirúrgico en el cual se hace un raspado del tejido del endometrio, que es la capa interna que recubre al útero. Para removerlo se usa una cureta o legra (raspador) y de allí viene su nombre.

[kad_youtube url=»https://m.youtube.com/watch?v=asWaqNmntEg» ]

El legrado permite extraer muestras que pueden ser analizadas  en un laboratorio para el análisis de las células, si es el caso. Es una de las prácticas más usadas en la Ginecología.

Facilita hacer biopsias, limpiar el útero en situaciones médicas, eliminar incrustaciones dentro de la cavidad uterina o hacer abortos quirúrgicos en condiciones seguras. Todo se realiza dentro de un quirófano y con el uso de cucharillas con cierto filo.

Como técnica quirúrgica para aborto, se aplica entre las primeras 12 semanas del embarazo y requiere de un ultrasonido para determinar el tiempo de gestación. Te preguntarás si se usa anestesia en un legrado uterino. La respuesta es sí.

[bctt tweet=»El legrado uterino puede causar complicaciones como hemorragias o perforaciones» username=»»]

Como se trata de un procedimiento quirúrgico, pueden anestesiarte totalmente o solo a nivel local, pero esto depende de la salud que tengas y las condiciones que observe el médico especialista.

Se realiza en dos etapas. Primero se dilata el cérvix con un espéculo, para que el canal vaginal quede bien abierto. El segundo paso es el raspado. Se introduce la legra para quitar la capa superficial del endometrio, que es lo que recubre el interior del útero.

Es importante que antes del legrado uterino, la paciente no coma ni beba al menos, 6 horas antes de la cirugía. Debe acudirse a una clínica junto con un adulto, mayor de 18 años, que maneje y acompañe hasta la casa.

¿En qué situaciones se lleva a cabo?

  • Como muestra para biopsia: Para hacer el diagnóstico de alguna enfermedad ginecológica o trastorno reproductivo.
  • En hemorragias: Para el tratamiento de hemorragias fuera de lo normal, que no sean por menstruación y para detener los sangrados.
  • Extracción de tejido fetal: Para la eliminación de restos de feto o placenta por un aborto que ocurrió de manera espontánea.
  • Como aborto electivo o terapéutico: El legrado es una de las alternativas quirúrgicas para las primeras semanas de una gestación no deseada.
  • Remoción de aparatos: Se usa para extraer dispositivos intrauterinos (DIU) incrustados en el útero.
  • En sangrados posmenopáusicos: Si luego de la menopausia o durante el tratamiento sustitutivo con hormonas se comienza a sangrar, se indica el curetaje. Permite detectar precozmente el cáncer de útero.

Riesgos de un legrado

Como todo procedimiento quirúrgico, debe hacerse en una clínica u hospital porque requiere de instrumentales perfectamente esterilizados y apoyo médico y de equipos, en caso de complicaciones.

Después de la intervención, la persona puede estar somnolienta, por lo que se recomienda no conducir. Aunque es una intervención segura que se efectúa en clínicas certificadas, tiene riesgos.

Entre ellos, hemorragias, infección uterina o de órganos en la pelvis, perforación del útero o reacciones alérgicas. Puede aparecer alguna obstrucción en el útero durante la cicatrización o quedar algún tejido sin remover.

Recuperación después de un legrado uterino

Si bien requiere de un quirófano, es una intervención ambulatoria. Esto quiere decir que no necesitas quedarte hospitalizada, a menos que aparezcan complicaciones. Algunas mujeres no sienten dolor después de la cirugía, otras sí, acompañadas de nauseas.

Se recomienda reposar unas horas en la clínica para observar si hay hemorragias vaginales. De ocurrir, la paciente debe quedarse toda una noche en observación.

Descansar al llegar a casa. No hagas ejercicios ni levantes cosas pesadas. Puedes sentir cólicos abdominales justo después del legrado, pero en un día desaparecerán. Al día siguiente, camina y muévete gradualmente. No retomes tus actividades inmediatamente.

Esto lo podrás hacer entre el quinto y el décimo día. En dos semanas, olvídate de hacer oficios domésticos en casa, levantar pesos, hacerte lavados vaginales, usar tampones o tener relaciones sexuales.

Es normal que tengas sangrados durante dos semanas. Estos deberán ir desapareciendo hasta convertirse en manchas marrones.

Luego de un mes a 40 días, verás la regla otra vez. Es muy probable que te embaraces fácilmente después de un legrado, y de hecho, es un procedimiento muy usado en problemas de esterilidad producto de miomas o pólipos.

¿Qué es un AMEU?

A diferencia del legrado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) avala la Aspiración Manual Endouterina (AMEU) como un método de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) más seguro, menos invasivo, menos doloroso y más barato ¿En qué se diferencia?

El AMEU consiste en la introducción de una cánula plástica muy delgada y flexible conectada a una aspiradora manual o eléctrica. Permite limpiar y vaciar el útero para interrumpir el embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

[bctt tweet=»La OMS recomienda el AMEU como un método seguro para interrumpir legalmente el embarazo.» username=»»]

La aspiración manual tiene muchas más ventajas que el legrado y actualmente, es más recomendado en todo el mundo. Si estás pensando en interrumpir de manera segura tu gestación, en las clínicas ILE autorizadas te pueden ayudar con este procedimiento.

¿En qué situaciones se lleva a cabo?

El AMEU está indicado en mujeres que busquen interrumpir con seguridad y menos riesgos un embarazo no deseado. También se usa cuando hay abortos espontáneos o inducidos (incluso por violencia) o que hayan sido forzadas.

Es la primera opción para tratar el aborto incompleto y prevenir las infecciones y sangrados,  por lo que cuenta con el apoyo de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) y la OMS. También facilita la toma de biopsias con menos costes y mayor seguridad.

Riesgos de un AMEU

El aspirado manual no necesita de la introducción de instrumental metálico, rígido ni filoso como sí ocurre en el legrado. Tampoco requiere dilatar el cérvix. Esto lo hace un tipo de cirugía ambulatoria menos traumática, no agresiva. La analgesia y sedación es suave.

Como se introducen las delgadas cánulas, de unos 4mm a 12mm, se evita la dilatación cervical y las molestias posteriores. Estos tubitos facilitan la medición de la cavidad uterina y los orificios hacen un raspado suave y una aspiración eficiente de todo el tejido.

Aunque es mucho menos doloroso que el legrado, este umbral es diferente en cada mujer. Con el AMEU puede que te recomienden anestesia local, general o epidural. Esto depende de tu comodidad y preferencia.

Entre sus beneficios, reduce los riesgos de causar perforaciones uterinas y lesiones con sangrados o hemorragias que se compliquen. Es extremadamente raro que se produzca un daño. Otras ventajas que debes tener en cuenta son:

  • Menor riesgo de infección: al ser menos invasivo que el legrado uterino, el AMEU minimiza el peligro de infección pélvica y lesiones cervicales derivadas del sangrado y uso de cucharillas filosas.
  • Menos incomodidad: Como no necesita de una gran dilatación del cuello uterino, es menos incómodo este procedimiento.
  • Rapidez: Aproximadamente, se toma entre 5 y 10 minutos. Se pueden colocar analgésicos, sedación o incluso anestesia. Es totalmente ambulatorio.

Recuperación después de un AMEU

La recuperación es realmente rápida, ya que solo necesita de cuidados básicos como no levantar grandes pesos y guardar algo de reposo el primer día.

En los días siguientes, todo el proceso de vuelta a la normalidad es corto, comparado con el legrado. Los sangrados son de leves a moderados,  pero nunca mayores a los de una regla normal.

[bctt tweet=»El aspirado manual solo toma 5 a 10 minutos. Es menos invasivo y doloroso que el legrado» username=»»]

Podrás sangrar por unos 3 a 7 días y después, desaparecerán por completo.  Lo más común es que vuelvas a ver tus menstruaciones en unas cuatro a seis semanas. Se asocia con menos riesgos siendo efectivo en 99% de los casos.

Es aconsejable irse a casa con algún sistema anticonceptivo para evitar embarazarse nuevamente.

Conclusiones

El AMEU es una técnica menos dolorosa, efectiva y con menor pérdida de sangre, comparada con el legrado uterino instrumental (LUI).

Como puedes ver, no requiere de raspados, ni inserción de metales con cierto filo en la cavidad uterina. Brinda mejor calidad de atención a la mujer en situación de aborto, ya que reduce los riesgos, molestias y complicaciones.

La aspiración manual es de bajo coste y asequible para todos los estratos sociales. El hecho de que sea recomendado por la OMS significa que puedes confiar plenamente en el AMEU como la opción segura para interrumpir legalmente el embarazo en las clínicas habilitadas.

En las Unidades Médicas de la Mujer (UMM) te podemos ayudar con este sencillo procedimiento de la Aspiración Manual Endouterina, sin riesgos para tu salud.

Te puede interesar

Manual de práctica clínica para un aborto seguro (OMS)

¿Qué riesgos tiene un legrado?

Información de las Unidades Médicas de la Mujer (UMM)

 

 

Call Now Button