Condón vs píldora anticonceptiva ¿Quién es el ganador definitivo?

 

¿Condón o píldora anticonceptiva? ¿Cuál te conviene más? Si estás pensando en iniciar relaciones sexuales, antes de tomar cualquier decisión debes poner en una balanza las ventajas y desventajas de ambos métodos anticonceptivos.

La elección de cualquiera de estos dos métodos, o la combinación con otros que también puedes ver aquí en nuestro blog de  Unidades Médicas de la Mujer, es algo que depende de lo que más se adapte a tus necesidades, preferencias, estilo de vida y los planes futuros que tengas.

 

Cada método tiene sus pro y contra, y es bueno que los conozcas sin tapujos, sin mitos, ni explicaciones enredadas. La idea es que puedas disfrutar tus encuentros íntimos con total confianza, sin los riesgos de un embarazo no deseado. Eso sí, es importante que sepas que ninguno de estos métodos es perfecto, aunque peor es no usar ninguno.

Así que checa aquí todo lo que tienes que saber sobre el condón vs la píldora anticonceptiva y descubre quién es el ganador definitivo.

Todo acerca del condón

El condón o preservativo para el hombre es un método anticonceptivo de barrera. Esto quiere decir que cubre el pene y no deja que el semen entre en la vagina, evitando que el óvulo y el espermatozoide se unan y se eleven los riesgos de un embarazo no planificado.

Te preguntarás por qué decimos “preservativo para el hombre”. Pues la cuestión es que también hay condones o preservativos que pueden usar las mujeres, dentro de su vagina. Pero por ahora, nos concentraremos en el condón masculino.

Además de protegerte de salir embarazada, los preservativos masculinos te brindan seguridad contra varias enfermedades de trasmisión sexual, como el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) que causa el SIDA, la gonorrea, sífilis, clamydia y muchos otros.

Si no conoces bien a la persona con la que estarás, ni tampoco su historia sexual, o si se trata de algún contacto casual por vía vaginal, anal u oral, el preservativo te da esa ventaja de actuar como barrera.

Así que puedes pedirle a tu chico que se coloque un condón aunque ya estés usando otros sistemas de anticoncepción como las píldoras. Así te proteges de no salir embarazada y evitas contagiarte de una ETS (enfermedad de transmisión sexual).

¿De qué está hecho el condón? La mayoría de los preservativos de hoy están fabricados en látex, pero hay gente que es alérgica a ellos y deben usar los de plástico (poliuretano).

Todos los preservativos tienen forma de funda muy delgada y súper elástica, con una bolsita en un extremo para que allí quede atrapado el semen durante la eyaculación. Los hay lisos, con relieves, con olores, grosores y sabores diferentes, prelubricados o no. La verdad es que es mucha la variedad

¿Sabías que en la antigüedad los hacían con intestinos o pieles de animales?  Debieron ser algo raros de usar e introducir, pero eso ya no ocurre ¡Así que no te preocupes!  Hoy son muy cómodos de usar.

Todo acerca de la píldora anticonceptiva

La píldora o pastilla anticonceptiva es un medicamento hormonal muy seguro, fácil de conseguir y eficaz, siempre que no te olvides de tomarlo todos los días, a la misma hora de preferencia.

La idea es que no alteres su ingesta, ni  hagas desarreglos, y mucho menos, que se te olvide tomarla un día o varios… ¡justo cuando estás en tus días más fértiles! Olvidar tomarte tu píldora te pone en alto riesgo de embarazarte.

[bctt tweet=»9 de cada 100 mujeres pueden embarazarse usando las pastillas anticonceptivas» username=»»]

¿Cómo funcionan las pastillas anticonceptivas? Este fármaco evita que el esperma fertilice el óvulo y lo hace impidiendo que la mujer ovule. Por esta razón,  dejarás de ver la regla como antes, e incluso, puede hasta desaparecer o reducirse a unas pequeños manchas en tu toalla sanitaria.

Las píldoras vuelven pegajoso el moco cervical (en el interior de tu útero) y hace que la movilidad del esperma dentro de tu vagina se haga más difícil, lo que te dará otro nivel de protección para evitar que salgas embarazada.

El detalle con las píldoras es que su efecto depende del día en que comiences a tomarlas. Hay varios tipos de pastillas y en función del sistema que escojas, tendrás que usar otro método de soporte, como el preservativo, durante la primera semana que empieces a tomarte la caja.

Hay píldoras anticonceptivas orales combinadas (llamadas PAOC) que puedes empezar a tomar durante los primeros 5 días de tu periodo menstrual. Esto te dará protección inmediata contra un embarazo no deseado. Lo que quiere decir es que si, por ejemplo, te vino la regla un domingo en la noche, tienes hasta el viernes en la noche para iniciar tu ciclo tomando pastillas.

Si escoges otro momento, debes abstenerte de tener relaciones sin protección. Debes decirle a tu pareja que se ponga el condón masculino o insertarte el condón femenino.

Otro tipo de píldoras son las de progestina, conocidas como minipíldoras. Apenas comiences a tomarlas, que puede ser a cualquier altura de tu periodo menstrual, ya a los dos días puedes tener protección contra un embarazo. Antes de ese tiempo, debes usar preservativo u otro método de barrera.

condón

Deficiencias del condón y la píldora

Ahora te hablaremos de lo no tan bueno que puedes conseguirte al usar los condones o tomar las píldoras anticonceptivas ¿Qué tan seguros son ambos métodos? ¿Te brindan protección al 100%?

En el caso de los condones, son eficaces en un 88% a 96%, pero hay varios detalles que reducen su eficacia para evitar un embarazo o el contagio de una enfermedad sexual. Las siguientes situaciones les restan efectividad:

  • Si se rompieron por mal uso o defectuosa colocación
  • Si estaban vencidos o estuvieron sometidos mucho tiempo a calor y exposición solar
  • Si se usaron doble. La fricción entre dos condones los rompe
  • Si venían defectuosos
  • Si usaste vaselina, aceites o cremas corporales grasosas como lubricante, ya que dañan el látex.
  • Si se dañaron al abrirlos con tijeras o con los dientes

Esta es la forma correcta de usar los condones:

  • Destapa el paquete del condón con las manos, no mordiendo el empaque porque lo puedes romper. Ábrelo con suavidad.
  • Cuida que tu pareja se coloque el preservativo antes de penetrarte, cuando tenga el pene erecto.
  • Debe presionarse la punta del condón con suavidad, para que mientras se desenrolla a lo largo del pene hasta llegar a la base, salga el aire y no se rompa.
  • Puedes usar lubricación a base de agua o de silicona para evitar que se rompa al colocarlo y durante el sexo, por si hay resequedad vaginal
  • Después de eyacular, debe retirarse antes de que el pene pierda la erección y sujetar en la base para que no se escape el fluido.
  • Se anuda y desecha en la papelera. Cada preservativo se usa una sola vez.

De romperse el condón o de quedarse retenido en la vagina, una solución es usar la píldora de emergencia o “del día después”. Se trata de una pastilla con una alta cantidad hormonal y que puedes comprar en la farmacia, antes de que se cumplan las 72 horas del coito riesgoso. Al  tomarla, evitas embarazarte.

[bctt tweet=»15 de cada 100 personas que usan condones como único método se embarazan» username=»»]

Ahora, en el caso de la píldora anticonceptiva, su efectividad es del 91% al 99%. Este casi 100% de éxito ocurre si no olvidas tomarlas ni un día. Así que todo se reduce a qué tan estricta eres o no con tus tomas. Si eres olvidadiza, pierdes tus cosas con regularidad o te cuesta organizarte, tal vez las pastillas no sean para ti.

Con las píldoras debes aplicar algunas técnicas que te sirvan como recordatorio. Por ejemplo, poner alarmas, tenerlas siempre cerca de tu móvil, cepillo de dientes o cartera. Cualquier cosa con tal que no olvides ingerirlas todos los días.

Hay otros problemas con las pastillas y son la interacción con el cigarrillo y algunos medicamentos. Ciertos antibióticos, anticonvulsivos o la hierba de San Juan pueden reducir su efectividad. Si fumas, las píldoras de estrógeno no te convienen. La mejor opción para ti son las de progestina (minipíldoras).

Si tienes problemas de coagulación o en tu familia hay historial de cáncer de seno, no es recomendable que tomes píldoras combinadas. Igualmente, si sueles sufrir de dolores de cabeza tipo migraña con aura, tienes diabetes o se te sube la tensión arterial, es mejor no consumirlas. En todo caso, habla con tu ginecólogo para que te oriente mejor.

condón

En resumen ¿Cuál es mejor?

Las pastillas anticonceptivas y los condones son buenos métodos de protección contra el embarazo, siempre que sigas al pie de la letra su modo de uso. Dar a alguno por ganador depende de ti y el uso que les des.

Los condones tienen la ventaja de que te protegen de una enfermedad sexual, pero están sujetos a cómo los emplees. Si no son cuidadosos durante el sexo, los preservativos pueden romperse o quedarse en tu vagina. Si los usan solo al momento de eyacular, hay riesgo de que te embaraces por las gotas de líquido preseminal que salen durante el coito.

Las píldoras tienen el inconveniente de que no perdonan olvidos. Algunas chicas reportan algunos problemas de salud como pesadez en las piernas y dolores de cabeza durante su uso. Pero en líneas generales, es muy efectiva para prevenir embarazos no deseados y regularizar las menstruaciones, haciéndolas menos abundantes y menos dolorosas.

En Unidades Médicas de la Mujer podemos orientarte para que escojas los métodos de anticoncepción con mayor efectividad para ti. Puedes encontrar otras opciones de largo plazo como los dispositivos intrauterinos (DIU) y los implantes subdérmicos.

Te puede interesar:

Call Now Button